Las cosas que ya no deberías tener en tu casa si tienes más de 30

Request quote

Invalid number. Please check the country code, prefix and phone number
By clicking 'Send' I confirm I have read the Privacy Policy & agree that my foregoing information will be processed to answer my request.
Note: You can revoke your consent by emailing privacy@homify.com with effect for the future.

Las cosas que ya no deberías tener en tu casa si tienes más de 30

Vanesa Matesanz Vanesa Matesanz
classic  by Indes Fuggerhaus Textil GmbH, Classic
Loading admin actions …

El tiempo pasa para todos, y el día menos pensado nos asentamos en una casa que consideramos nuestro hogar. Llevamos años viviendo en ella y vemos que hay cosas que podemos mejorar, muebles que sobran, detalles que modificar, arreglos que no vendrían nada mal…  

Por eso en este libro de ideas hemos recopilado 13 detalles que ya no tendrán cabida en tu casa si llevas mucho tiempo en ella y sobretodo si tienes más de 30 años. Te vas a dar cuenta de que son los pequeños detalles los que crean ese calor de hogar que tanto nos gusta. 

1. Muebles temporales

Cuando llegamos por primera vez a una casa, a un piso de alquiler, cuando somos jóvenes… solemos tener esos muebles que muchas veces se hacen llamar temporales, muebles que nos ceden familiares o amigos o de esos que no nos convencen mucho pero que como son baratos, compramos para salir del paso. Es el momento de, poco a poco, ir cambiando esos muebles por otros que tú mismo elijas con mimo y dedicación.

2. Algo más que un soporte de madera para la TV

Otro de los elementos típicos cuando no estamos demasiado asentados en una casa es tener un soporte súper básico para la televisión, estilo una balda o mesa de madera. Es el momento de que optes por un mueble con un diseño más elaborado, o bien por colgar tu televisión en la pared, de forma minimalista y elegante.

3. Fotos sin marco

Las fotos metidas en una caja o colgadas con chinchetas en un corcho quedaron atrás, en tu adolescencia. Este es el momento de que escojas las que más te gusten y les pongas un precioso marco. Quedarán genial en cualquier habitación de tu casa, además de aportar una personalidad única.

4. Luces fluorescentes

Los fluorescentes o las luces demasiado llamativas o fuertes, quizás no sean ya lo más adecuado. Cuida tanto la estética de tu casa como tu vista, además de tu factura… Opta por luces led en tonos cálidos y por lámparas de intensidad regulable.

5. Pequeñas y feas alfombras

Cuando eras más joven, probablemente la alfombra acumulaba suciedad, no era muy de tu agrado e incluso podía servirte para meter el polvillo por debajo… Comprar una buena alfombra que vista tu suelo será una idea fantástica de la que no te arrepentirás. 

6. Una cama con mal colchón

Wykeham Court by WN Interiors Modern style bedroom by homify Modern
homify

Wykeham Court by WN Interiors

homify

Tu salud es importantísima, por eso es necesario que dejes a un lado el dinero e inviertas en un buen colchón que asegure el bienestar de tu espalda. Si además eliges un diseño de somier y cabecero que te gusten y sean acogedores, ¡lo tendrás todo hecho!

Más inspiración en: 12 ideas para cambiar tu dormitorio ¡en un sólo día!

7. Desorden

El desorden es cosa del pasado, ¿no te parece? Es cierto que el día a día y la rutina no nos dejan demasiado tiempo como para tener la casa impoluta las 24 horas, pero sí hay ciertos hábitos de orden que harán que luzca muchísimo mejor. Basta con que le dediques media hora al día.

Si tienes dudas, consulta a cualquiera de nuestros decoradores y diseñadores de interiores.

8. Vajilla de plástico

Las vajillas de plástico quedaron en los cumpleaños que celebrábamos siendo adolescentes… Ofrecer una cena en una bonita vajilla cambia radicalmente el aspecto de la misma. Sabemos que es mucha inversión llevar todo esto a cabo, pero poquito a poco se puede conseguir.

9. Decoración infantil

Modern Living Room with the Asian Touch by Rosangela Photography Modern
Rosangela Photography

Modern Living Room with the Asian Touch

Rosangela Photography

Fotos con marcos de purpurina, peluches que atesoras de tu infancia, muñecos… en fin, todo eso es genial, pero quizás no es del todo buena idea tenerlo a la vista de todos, como decoración en tu sala de estar. Guárdalo como oro en paño, siempre te hará ilusión verlo e incluso enseñarlo a según qué visitas, pero no lo coloques ahí en medio.

10. Bebidas desperdigadas

Los restos del alcohol de las últimas noches está repartido por la cocina… ¿no crees que es el momento de darle su espacio? No hace falta que sea un mini bar tan precioso como el de la imagen (¡no todos disponemos de tanto espacio!), pero sí puedes dedicar un mueble a ordenar y guardar todas esas botellas. 

11. Estanterías vacías

Estanterías que sólo tienen un par de libros, un jarrón y una fotos. Y ya. Bueno, tampoco hace falta que las recargues hasta los topes, pero fíjate en el perfecto equilibrio de esta estantería de la imagen: tiene huecos despejados, pero los elementos están dispuestos con un acierto increíble. ¡A nosotros nos ha encantado! 

12. Plantas de plástico

Tener una o dos (en lugares como cocina o baño en los que suele haber menos luz) no está mal. Pero es mejor que compres plantas y flores reales, por todos los beneficios que ello conlleva. Serás capaz de mantenerlas tan bonitas como el primer día, ya lo verás.

13. Cojines sin personalidad

Por último, un detalle que a veces pasa desapercibido: los cojines. Elige modelos con personalidad y carácter, que le den a tu salón o dormitorio un toque de colorido y movimiento si están pintados en tonos neutros. Puedes mezclar distintos estampados, como en esta imagen.

by FingerHaus GmbH - Bauunternehmen in Frankenberg (Eder) Modern

Need help with your home project?
Get in touch!

Discover home inspiration!